SI VAS DE FESTIVAL, SE UN FESTILOOSER

rock-n-love-pelicula-foto-7

Nunca le encontrarás sentido a la vida si antes no te has perdido en un festival. Da igual lo que te diga la gente, tus colegas, tu hermano, tu familia, tu novia… etc. Si nunca has sentido esa presión que dura unos segundos, en la que tu mente divaga entre moverse a buscar a tus amigos o dejarse llevar y ver lo que pasa, no podrás decirte a ti mismo que te conoces bien. La soledad que puedes sentir al verte solo en un festival, es directamente proporcional a las aventuras que no vivirías en el caso de estar con tus amigos.

Hay miles de situaciones que pueden pasarte en un festival; situaciones que pueden ir desde conocer a esa persona que hará que te vuelvas loco por un momento y acabes poniéndole nombre de mujer o de hombre a tu recuerdo de ese festival; a colarte “sin querer” en el backstage y acabar conociendo a tu artista favorito. Si vas en manada, eso no pasa, así que déjate llevar y se un festilooser.

Recuerda ese momento, en el que tu piel se crispa ante el duro retumbar de una batería que suena con una melodía que identificas rápido, los Kaiser Chiefs tocan de fondo. Miras a ambos lados, no conoces a nadie, ni si quiera una cara conocida. Tu mente te pone nervioso, esto se sale de lo común. Pero tus oídos empiezan a tranquilizarte, la melodía guía tus músculos. -Un momento, no puede ser. Estás sonriendo.- El ruido electrifica tu cuerpo, tus movimientos. La música guía tu alma. De repente todo cobra sentido a tu alrededor, y empiezas tener noción de lo que sucede: Esa chica rubia que te mira sin cesar a tu derecha; un chaval que no para de mirar a los lados, como perdido, ausente. Todavía no se ha dejado llevar por la situación implícita que conlleva el sonido de un concierto. Lleva dos minis de cerveza, pero sigue sin dejarse llevar. -¿Quién sabe? Igual alguien le había pedido que le trajera uno.-
La chica rubia, se deja llevar, parece que está sola, o eso crees tú. No cesa su mirada de presionarte la parte derecha de tu cara. Así que decides mirarla, hacerle ver que te has dado cuenta de que existe. Te sonríe. Devuelves esa sonrisa. Un golpe en el codo, hace que te gires en redondo, encontrándote con el chico que apuraba dos cervezas, o que más bien, se encontraba en el apuro de cómo manejar una situación que implica llevar dos cervezas solo. Te ofrece una de ellas, y te comenta que no encuentra a sus amigos, y que es muy feo que una cerveza se caliente. -Vaya, se acabó la soledad-. Sin pensarlo, te giras en busca de la rubia. La encuentras mirándote de nuevo. Le indicas que si le apetece compartirla. Y ahí estáis los tres, completos desconocidos, disfrutando de un momento mágico, mientras el atardecer os golpea en la espalda, el alcohol en vuestra garganta y el ruido en vuestros oídos. Pareciera que hable de algo insufrible, pero esa ridícula línea, que poco a poco, se amplía cortando vuestra parte inferior de la cara, dice lo contrario. Hacía tanto que el tiempo no volaba tan rápido, hacía tanto que no sonreías hasta que te dolieran las mejillas. Y todo esto, porque perdiste a tus amigos, por la inexistencia de la cobertura, porque nadie volvió a por ti… sea como fuere, ya han pasado dos años de esto. Hoy estás en la cola de otro festival, a tu izquierda te acompaña una rubia, y a tu derecha un chico que casualmente vuelve a llevar dos cervezas y sufre ansiedad al ver que nadie le ayuda. La misma historia, mismos personajes. Esta vez, ella te susurra al oído: no te pierdas, ¡por favor! A tu derecha, tu amigo te golpea el costado mientras grita: -Ayúdame con la cerveza, joder. Coges la cerveza de tu amigo, mientras piensas: no te aseguro nada.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s